UAGN denuncia los márgenes “escandalosos” de las grandes cadenas de distribución

Pide al Gobierno que impulse un acuerdo similar al de Francia para salvaguardar a los productores

Juan Ángel Monreal – Jueves, 12 de Agosto de 2010. Noticias de Navarra

pamplona. Usted compra el kilo de melocotón a cuatro euros y el agricultor percibe no más de 0,80. Algo similar ocurre con la lechuga: si la unidad cuesta 1,2 euros, el hortelano no cobra más de 25 céntimos. El resto se reparte entre los diferentes eslabones de la cadena de distribución. Y así con casi todos los productos que componen un menú cualquiera. “Sucede hasta con las patatas, que prácticamente no tienen transformación. Se pagan a 20 céntimos en origen y se cobra en la tienda a 0,65”, explicó ayer Félix Bariáin, portavoz de UAGN (Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra).

“La industria y sobre todo las distribución aplican márgenes escandalosos, que sufren también los consumidores”, explicó Bariáin, que añadió que los ciudadanos están pagando no sólo por el valor del producto “sino por el lucro totalmente desmedido de las grandes cadenas”. Según los datos que ofreció, las diferencias porcentuales entre lo que cobra el producto e importe que paga el consumidor oscilaron entre un 384% para el kilo de ternera de primera y el 559% para el pimiento rojo. En el caso del tomate, por ejemplo, se llega a un 471% y en el del melocotón, a un 407%.

UAGN puso asimismo nombres y apellidos a quienes para esta organización son los principales responsables del encarecimiento de los productos y de la “delicada situación” en la que se encuentran los agricultores y ganaderos: Mercadona, Carrefour y Eroski. “Entre ellos controlan el 75% de la distribución, campan a sus anchas y utilizan todo tipo de presiones a los productores”, explicaron desde la asociación de agricultores.

el “dumping” En este sentido, denunciaron el dumping (venta con pérdidas), práctica prohibida por la Unión Europea; el “sospechoso” parecido de los precios entre las tres cadenas; las subidas y bajadas de precios casi al unísono; la utilización de productos de primera necesidad como gancho, “como es el caso de la leche” y el “abuso de su posición de dominio con respecto a los productores”.

Para evitar este tipo de situaciones, UAGN puso el ejemplo de lo sucedido en Francia, donde las siete principales cadenas de distribución (entre ellas Carrefour y Leclerc) han firmado un acuerdo para moderar los márgenes en los precios de frutas y verduras. El pacto fue impulsado por Sarkozy, que anunció asimismo un impuesto extra para aquellos distribuidores que facturen más de cien millones de euros y no suscribieran el texto. “Nos gustaría que se trasladase algo parecido aquí, pero para esto es necesaria la iniciativa del Gobierno. Si no, no hay manera”, dijo Bariáin.

El máximo responsable de UAGN criticó además el comportamiento del Tribunal de la Competencia “que en lugar de regular los monopolios y concentraciones de la distribución, fulmina y sanciona todos los acuerdos de agricultores y ganaderos con industriales y gran distribución”.

Por ello, desde UAGN entienden que es necesaria una nueva ley que permita y regule este tipo de acuerdos, al estilo de los firmados en Francia. “¿Qué tipo de Unión Europea es ésta que permite unas políticas en unos países y no en otros”, dijo Bariáin, que pidió además la derogación del Tribunal de la Competencia para evitar que se sancione a los productores.

Advertisements