Comunicat de Vía Campesina

La Vía Campesina Internacional con delegaciones de Europa y América Latina se reunieron en Madrid entre le 14 y 18 de mayo para rechazar a los acuerdos comerciales que afectan directamente a los pequeños y medianos productores y productoras agrícolas de los dos continentes.

la vía campesinaLa Unión Europea está realizando esta semana una cumbre en Madrid durante la presidencia española de la Unión con líderes latinoamericanos en lo que espera firmar estos acuerdos agresivos.

Estos acuerdos no tienen ningún beneficio para los agricultores y agricultoras o y ciudadanos y ciudadanas en ningún lado del Atlántico.

Son 4,500 toneladas de leche y 2,000 toneladas de queso que la Unión Europea quiere imponer a precios bajos en un mercado forzado contra las productoras y productores en Centro América.

También el Ministro de Agricultura Colombiano Andrés Fernández admitió el jueves que el polémico acuerdo entre la UE y Colombia puede afectar negativamente a más de 400.000 productores, productoras y comunidades agrícolas en Colombia – sobre todo en el sector lechero.

En los últimos anos, en vez de adaptar la producción de leche al consumo interna de la UE, la Comisión y Consejo Europea ha decido aumentar las cuotas lecheras de cada país con el objetivo de aumentar las exportaciones de productos lácteos.

Esta a causado una bajada en los precio de la leche en Europa y la quiebra de medianos y pequeños productores y productoras.

La política de restitución a la exportación estimula la absurda política de imponer exportaciones europeas. Es una amenaza a la soberanía alimentaría – los agricultores y agricultoras de La Vía Campesina tiene como prioridad alimentar a nuestros pueblos.

En estos términos los únicos beneficiarios de dicho acuerdo son las industrias y transnacionales de distribución y transformación de la leche y los exportadores – no los agricultores o agricultoras de América Latina o de la Unión Europea.

La delegación de Vía Campesina en Madrid reafirma que la defensa de la agricultura campesina familiar es común tanto en Europa como en América Latina y que estos acuerdos de libre comercio destruyen la soberanía alimentaría de los pueblos.

Por lo tanto, exigen a los estados miembros del EU y los gobiernos que participen en la cumbre que no firmen ningún acuerdo comercial que vaya en contra de los propios intereses sus pueblos!

El sindicato critica que la compañía “baja los precios” de la leche en España, mientras que en Francia los sube aunque “les sobra”
EUROPA PRESS. 17.03.2010

El sindicato agrario UAGN se concentró hoy frente al hipermercado Carrefour, en Pamplona, para criticar que este grupo “quiere acabar con los ganaderos de leche” al utilizar este producto “como reclamo”. Según el sindicato, esta compañía “baja los precios” de la leche en sus supermercados de España, mientras que en Francia “los sube”.

Según explicó María Ángeles Sarasibar, responsable de ganadería del sindicato, Carrefour “sigue utilizando en España la leche como un producto reclamo”. Su estrategia consiste, expuso, en “tirar por los suelos los precios de la leche, sin dejar con ello de aumentar márgenes comerciales”.

Por este motivo, Sarasibar criticó que este grupo “está poniendo entre las cuerdas a la industria láctea, ahogando a los ganaderos con unos precios que en origen no dejan de cubrir los costes de producción”.

En esta línea, explicó que este problema se “agrava” al tener en cuenta que España “es destinatario de la materia prima y del producto lacteo francés terminado”. Así, destacó que “si se tiene en cuenta que en España somos un país deficitario porque se producen 6 millones de toneladas de leche y se consumen 9 millones, lo que nadie puede entender es que la leche esté en Francia más cara, que le sobra, que aquí”.

Según indicó la representante de UAGN, “la misma leche, de marca blanca del grupo, en el Carrefour de San Juan de Luz (Francia), cuesta 85 céntimos, mientras que en su supermercado de Pamplona cuesta 52 céntimos”.

“El precio medio de la leche Carrefour en Francia es de 90 céntimos y en España de 50, hay una diferencia de 40 céntimos de la misma leche, teniendo en cuenta que España es un país deficitario que tiene que importar leche”, recalcó Sarasibar, tras defender que “podría entenderse que en España estuviera la leche más cara que en Francia, pero no se entiende que sea al revés”.

Finalmente, recordó que el sector lácteo “está atravesando una de las mayores crisis de su historia” y censuró que “este año los precios han caído un 40 por ciento, y el coste de producción al ganadero ha aumentado un 34 por ciento”.