El sindicato critica que la compañía “baja los precios” de la leche en España, mientras que en Francia los sube aunque “les sobra”
EUROPA PRESS. 17.03.2010

El sindicato agrario UAGN se concentró hoy frente al hipermercado Carrefour, en Pamplona, para criticar que este grupo “quiere acabar con los ganaderos de leche” al utilizar este producto “como reclamo”. Según el sindicato, esta compañía “baja los precios” de la leche en sus supermercados de España, mientras que en Francia “los sube”.

Según explicó María Ángeles Sarasibar, responsable de ganadería del sindicato, Carrefour “sigue utilizando en España la leche como un producto reclamo”. Su estrategia consiste, expuso, en “tirar por los suelos los precios de la leche, sin dejar con ello de aumentar márgenes comerciales”.

Por este motivo, Sarasibar criticó que este grupo “está poniendo entre las cuerdas a la industria láctea, ahogando a los ganaderos con unos precios que en origen no dejan de cubrir los costes de producción”.

En esta línea, explicó que este problema se “agrava” al tener en cuenta que España “es destinatario de la materia prima y del producto lacteo francés terminado”. Así, destacó que “si se tiene en cuenta que en España somos un país deficitario porque se producen 6 millones de toneladas de leche y se consumen 9 millones, lo que nadie puede entender es que la leche esté en Francia más cara, que le sobra, que aquí”.

Según indicó la representante de UAGN, “la misma leche, de marca blanca del grupo, en el Carrefour de San Juan de Luz (Francia), cuesta 85 céntimos, mientras que en su supermercado de Pamplona cuesta 52 céntimos”.

“El precio medio de la leche Carrefour en Francia es de 90 céntimos y en España de 50, hay una diferencia de 40 céntimos de la misma leche, teniendo en cuenta que España es un país deficitario que tiene que importar leche”, recalcó Sarasibar, tras defender que “podría entenderse que en España estuviera la leche más cara que en Francia, pero no se entiende que sea al revés”.

Finalmente, recordó que el sector lácteo “está atravesando una de las mayores crisis de su historia” y censuró que “este año los precios han caído un 40 por ciento, y el coste de producción al ganadero ha aumentado un 34 por ciento”.